Nuestra Identidad

En el Colegio Antonio Raimondi consideramos que la educación es un proceso permanente, integral, sumamente complejo, muy delicado e individual.

Es permanente, porque debe darse en todo momento desde que el niño nace hasta su mayoría de edad, siendo a partir de ésta su entera responsabilidad. No debe dejarse vacíos ni en el tiempo, ni en el contenido, porque ello facilitaría el libre accionar de factores de influencias negativas.

Es integral pues debe abarcar todos los aspectos del ser humano: Biológico, porque permite la satisfacción de sus necesidades vitales (salud, alimentación, vivienda, vestido; desarrollo de sus habilidades físicas etc.); Psicológico, pues debe incentivar y lograr el desarrollo de sus capacidades psíquicas y espirituales: inteligencia, imaginación, memoria, pensamiento, percepción, atención, voluntad, y controlar y encausar sus manifestaciones afectivas, creencias etc; Social, aspecto que permite comprender que no está solo en el universo, sino que hay otros seres humanos con cualidades semejantes a las suyas con quienes debe y tiene que relacionarse para integrar al grupo organizado que existe: La sociedad.

Es Complejo porque intervienen en el proceso educativo factores con características y rasgos diferentes que deben conjugarse para permitir su desarrollo. Estos factores son:

Líderes para nuestro tiempo.

Educar es formar personas íntegras dispuestas a asumir el reto de hacer la diferencia en su tiempo y en su cultura. Con una excelente formación académica y bilingüe, nuestros alumnos desarrollan actitudes y aptitudes responsables y comprometidas con su realidad.

Una sólida formación.

Lo que buscamos es brindar una formación integral en nuestros alumnos. Esto implica la posibilidad de que cada uno pueda desplegarse como persona y como profesional en los distintos aspectos de su vida: el estudio, los deportes, el arte, la vida social y la vida espiritual.

Así mismo, impartimos una educación y formación católica a nuestros alumnos, preparándolos para que reciban los sacramentos del bautismo, comunión y confirmación.

  • Educando: Infante, niño, adolescente, joven, etc.; centro del proceso.
  • Familia: juega un rol de primer orden determinante en los primeros años.
  • Escuela: con alumnos, profesores, ambiente y normas educativas.
  • Comunidad: medio social inmediato a la familia y a la escuela (barrio, y localidad).

Es muy delicado, pues el objeto del proceso no es algo material o tangible (el alma humana) y sus resultados podrán observarse tiempo después cuando muchas veces las consecuencias son ya irreparables.

Es individual, pues siendo la educación un proceso de socialización, es decir de integración de los alumnos a la familia, escuela, comunidad y sociedad en general, es fundamental reconocer que cada uno de ellos es un ser individual con sus propias características físicas y espirituales, por lo tanto, el tratamiento, contenido y metodología debe responder a ellas a fin de no frenar o anular sus posibilidades sino más bien incentivar su desarrollo.

Por estas mismas razones requiere que el conductor de este proceso: el Maestro esté capacitado técnica, científica y emocionalmente, y además posea conocimientos claros y precisos de los fines, objetivos y metas que buscamos y la manera de plasmarlo en la realidad. Sólo así, se garantizará una educación eficiente y de calidad.

 

Nuestra Visión

Ser un gran colegio, moderno, innovador y tecnificado; Con métodos de estudio especializados y con procesos educativos vanguardistas que nos permitan desarrollar el máximo potencial de nuestros alumnos, para que estén en la posibilidad no sólo de triunfar, sino de ser hombres de bien, que transformen progresivamente nuestra sociedad.